headerphoto

Un informe personal sobre el problema del agua en Cajamarca por Anna-Maria Nunenmann , mayo 2013

Por las condiciones naturales  los cajamarquinos tienen agua en abundancia. Muchos ríos   nacen en los Andes, formando lagunas, cascadas  se despeñan en  los valles fértiles y  de forma  natural proporcionan agua a toda la población de Cajamarca. El agua se utiliza principalmente   para la agricultura y la ganadería, pero también las ciudades en crecimiento y las industrias consumen más y más agua.
Por desgracia, los recursos están mal utilizados (nota: solo hay temporada de lluvia y seca, de diciembre a mayo casi diariamente hay lluvia y el resto del año no llueve nunca) .Hay graves problemas de distribución, en particular en la capital provincial de Cajamarca que está creciendo rápidamente.  Cada día un camión cisterna con agua potable tiene que ir  a las periferias para  proveer a la gente de agua limpia. Estas personas sí disponen de cañerías de agua en sus casas, pero no hay agua en ellas.

Estas circunstancias conducen a una enorme escasez de agua que ha empeorado en los últimos años.
Como ya es evidente, el potencial de  conflicto es grande . Tanto  los cajamarquinos como las empresas mineras extranjeras están interesados en el agua y  la tierra y esto conduce inevitablemente a un conflicto de intereses que se ha intensificado mucho en los últimos años . Hablando de una manera más clara: en el año 2011 , 48,0% de la región de Cajamarca ya habían sido  concesionados (es decir, los derechos a las materias primas subyacentes en el suelo ya se habían vendido a las empresas).

La  explotación funciona de la siguiente manera : Las capas de roca superiores se eliminan por  voladura, la roca se tritura, se apila y se rocia con cianuro para disolver el  oro. Después se necesitan enormes  cisternas colectoras para almacenar el  ácido de cianuro tóxico. Para la  explotación de una onza de oro ( 28,4g )  79t de mineral tienen que ser sometidas  a este procedimiento. Yanacocha así destruye  montañas enteras y a través del uso de productos químicos nocivos se  contaminan los suelos, los ríos, las aguas subterráneas y los lagos de los alrededores .

El gobierno lo sabe pero se queda de brazos cruzados y a menudo  colabora con las empresas mineras.  En cooperación con ellas construye carreteras y  tuberías de agua, y luego afirma que la industria minera crea desarrollo para Cajamarca. En la mina en sí, por supuesto, trabajan principalmente ingenieros extranjeros y por el trabajo en el que uno está expuesto a un fuerte riesgo de intoxicación son reclutados los cajamarquinos . De los beneficios  tan solo una parte muy pequeña se mantiene en la región y el Gobierno Regional no  sabe utilizarlo  correctamente, según informaciones de la prensa escrita.  Una gran cantidad de dinero desaparece por  la corrupción y  falta de regulación legal o es trasladada directamente al extranjero,  sin deducción de impuestos.

Desde 2011, la resistencia de la población en contra de estas empresas mineras sin escrúpulos está creciendo. Eso se debe  sobre todo a la ampliación del proyecto. Bajo el nombre  "Proyecto CONGA " Yanacocha  trató de  cerrar la  boca a la población con un proyecto de inversión de US. $ 4800 millones. La región afectada se encuentra a una altitud de 4000m y se argumenta que  ahí solo viven unas pocas familias aisladas . Esta afirmación no es completamente equivocada, pero  también  estas pocas familias tendrían  que abandonar sus hogares y su hábitats. Por no hablar de los pastos que se  destruirían a través de la  extracción y  que para los campesinos  son elementales. Además, la zona  de extracción se  encuentra en una de las principales zonas de origen de los ríos de la región que aseguran el suministro de agua para 40 000 personas. En el curso de la explotación  se destruirían cuatro lagunas naturales y ecosistemas enteros  . Dos lagunas  tendrían que desaparecer porque se encuentran encima del oro    y dos más  servirían como depósitos para los residuos .
En los últimos años había  protestas más o menos exitosas  en contra de los proyectos, pero desde el año 2011 , todo el asunto ha tomado una forma diferente.

Por una variedad de razones la población urbana y rural se junta, forma asociaciones,  grupos y movimientos sociales para luchar contra el trato injusto. Algunos persiguen objetivos políticos  otros están luchando con convicción y  por su fe andina para proteger la naturaleza sagrada  , mientras que otros tienen un fuerte compromiso con la protección del medio ambiente y algunos han reconocido el contexto global de la problemática   y se esfuerzan para cambiar el sistema general. Pero todos, hombres y mujeres, adultos y jóvenes, ciudadanos  y  campesinos , académicos y trabajadores están unidos en la resistencia a Conga  y ya han logrado mucho.
El camino hasta aquí no ha sido fácil y  tampoco lo será en el futuro. Después de que las protestas fueron anunciadas oficialmente, el presidente Ollanta Humala declaró  el "estado de emergencia ". Esta medida posibilitó  detenciones sin orden judicial y anuló   la libertad de reunión. Para  los cajamarquinos   era un período terrible  porque estaban día y noche vigilados por los militares, que habían viajado desde todas partes del país. Aunque los manifestantes fueron siempre pacíficos , cinco personas murieron en enfrentamientos con la policía.

Diversas organizaciones no gubernamentales, asociaciones y otros grupos organizaron  una marcha del agua de Cajamarca a Lima en febrero de 2012. De esta manera,  la problemática  y la preocupación de la gente  llegaron a Lima y  en todo el país crecieron  la solidaridad con  la lucha de los cajamarquinos  y la conciencia sobre el problema, que no solo  se presenta en Cajamarca.